Pulso en la cien


Su aroma alcalino y dulce

penetrante mezcla de recuerdos justo en la cien.

Su mirada inocente y espesa,

dejando heridas en el pecho con cada parpadeo.

Es ella un recuerdo de tierra entre los dedos,

un aroma a césped recién cortado, y el hervir del café en la mañana.

Nada mas gratificante que sentirla, sin ataduras, ni miedos

sé que la cordura la abandona con frecuencia , es sin dudas un misterio y su mayor atributo.

Es justamente esa incertidumbre, el misterio que ronda sus suaves caricias, la fina droga que me hace sentirla en cada sutil aliento

Gracias a su alma, la playa no volvió a ser la misma, ahora descarga mis tormentos.

Las montañas rezan en mis oídos cálidos consejos y canciones de cuna.

El viento se escudriña entre mis poros, penetrar mis temores y los diluye en vapores aromáticos de pino y jazmín

Cada bocanada de aire puro es un paraje nuevo y virgen, un universo perfecto en un instante

Ausente, anónima y furtiva , aliento de vida cuando la mente se agobia y se debate entre sentir y dejarse morir

es la efímera sensación de estar en paz, justo cuando la observo sin afán.

Sin propósito alguno, ellas es y nada más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s